CERRO SANTA ANA

Su nombre, cuenta la leyenda, surgió cuando el soldado español Nino de Lecumberry realizando sus actividades estuvo en peligro de muerte e invocó a la santa en busca de salvación. Al recibirla, en agradecimiento, colocó una cruz en la cima del cerro con la leyenda “Santa Ana” y los pobladores Leer más…